BALONCESTO EDUCATIVO

JUEGO, FORMACION, DEPORTE, COMPETICION, CIENCIA, ARTE, EXPRESION, COMUNICACION, DIVERSION, APRENDIZAJE, AMISTAD


Deja un comentario

Hereda San Pablo Burgos – Iverson Back Screen

Foto FIBA BCL: Thaddeus McFadden

Un sistema ofensivo de Hereda San Pablo Burgos: movimientos fluidos con una gran sincronización temporal y coordinación espacial, juego sin balón, bloqueos escalonados para mejorar la habilidad y las decisiones de los grandes tiradores desde el perímetro.

Variedad de opciones con la ejecución correcta. La acción de Iverson podría conducir a un fácil 1 contra 1 como quick hitter, y poner el balón al poste es otra opción válida, pero nada es más efectivo que la doble pantalla para Benite detrás de 6,75.

Foto FIBA BCL: Vítor Benite
Juego de baloncesto - Hereda San Pablo Burgos - Pantalla trasera Iverson
Diagrama 1

Pantallas Iverson para 2. 3 establece bloqueo ciego para 5. 1 pasa a 2 y luego se reubica.

Juego de baloncesto - Hereda San Pablo Burgos - Pantalla trasera Iverson
Diagrama 2

Balón de 2 al poste. 4 Pin Down para 3.

Juego de baloncesto - Hereda San Pablo Burgos - Pantalla trasera Iverson
Diagrama 3

4 establece pantalla para 2. 1 y 3 se recolocan.

Juego de baloncesto - Hereda San Pablo Burgos - Pantalla trasera Iverson
Diagrama 4

Bloqueos indirectos escalonados de 2 y 4 para liberar a 3, que recibe de 5 y tira de tres puntos.

Foto FIBA BCL: Vítor Benite

Traducción y adaptación del Artículo publicado por Roberto Fois en FastModel Sports el 3 de Mayo 2021.


Deja un comentario

Darío Brizuela (Unicaja Málaga): Juego en 4D

Darío Brizuela (Unicaja Club Baloncesto) ha anotado 30 puntos o más en 3 partidos esta temporada. Anotar 30 puntos o más en al menos 3 partidos en la misma temporada, sólo lo han conseguido en la historia del equipo malagueño 6 jugadores más, siendo Brizuela el primer español que lo consigue.

Entrando “a por uvas”, preciso desde más allá de 6,75 metros, sobre bote, tiros flotantes, con defensor persiguiendo – pegado – punteando, saliendo de BD y con finta previa de tiro, step back, finta de tiro y apoyo sobre una pierna, pérdida de paso, euro step, pérdida de paso y mano cambiada, tras reverso, empleo del cristal, cambios de ritmo y protección máxima con cuerpo y brazo en los más alto del salto ante salida de uno o dos defensores, triples desde esquinas, cambio entre piernas más finta de cambio, dominio de amplitud – frecuencia – altura del bote, interpretar la defensa que cambia en el BD,…

Todas las formas, todas las facturas, desde todos los ángulos y espacios. Un control corporal excelso, una fina habilidad, un mágico dominio del balón, un “ojo tranquilo”, altísima anticipación, fluidez, naturalidad, creatividad, decisión, valentía y recursos.

Siempre dispuesto a esprintar y a cambiar de ritmo. Explota en la dirección correcta sus tres primeros pasos para ocupar espacios y generar ventajas. Sus compañeros le proporcionan pases inteligentes y precisos. Juega con y sin balón en el centro, en las alas y en las esquinas.

acb Photo – M. Pozo

CREAR Y MOVER ESPACIO

ESPACIO ESTÁTICO – Gravedad horizontal:

  • Su ubicación (Valor del Tiro “esperado”).
  • Su disponibilidad para tirar, manos siempre preparadas.
  • Su velocidad de lanzamiento.
  • Su precisión.

ESPACIO ESTÁTICO – Gravedad vertical:

  • Su ubicación.
  • Su radio de recepción.
  • Sus finalizaciones.
  • Cómo de alto le llegan los pases.
  • Cómo le cierra el defensor.

CREAR y MOVER ESPACIO ESTÁTICO es hacer y recibir el pase fácil, temprano. La primera prioridad es crear alta eficiencia en recepción y tiro (2 y 3 puntos). Reducir pérdidas en recepciones (no congestión).

Botar y tirar en acciones dependientes del PnR (especialmente frente a defensas conservadoras).


Deja un comentario

La ciencia de la complejidad revela el papel de la estrategia, la sinergia y el grupo

Sergio Rodriguez celebrates - AX Armani Exchange Milan - EB20
Foto EuroLeague Basketball – Sergio Rodriguez (AX Armani Exchange Milan)

¿Es un gran equipo más que la suma de sus jugadores? La ciencia de la complejidad revela el papel de la estrategia, la sinergia, el enjambre y más.

El interés por el comportamiento colectivo no es nuevo. Ha sido objeto de investigación de académicos de la organización, antropólogos, economistas, etólogos que estudian animales que viven en grupo y biólogos evolutivos interesados en la evolución de la cooperación. Y, por supuesto, es la ocupación principal de los entrenadores y gerentes que forman equipos en una amplia gama de deportes. Aunque muchos de nosotros creemos que un equipo es más que la suma de sus destacados artistas individuales, este tipo de pensamiento ingenuo todavía domina el reclutamiento y el montaje de equipos en los deportes, las finanzas, la academia y otros entornos.


Parte de la razón por la que los reclutadores y otros recurren a perseguir a los mejores jugadores en lugar de formar el mejor equipo es que no está claro qué otros factores contribuyen a la grandeza del equipo y cómo cuantificarlos. Además, simplemente reclutar a los mejores jugadores es bastante sencillo, y algunos análisis sugieren que este enfoque podría ser incluso el más confiable: como argumentaron el sociólogo Duncan Watts y sus colaboradores, el nivel general de talento es a menudo el mejor predictor del desempeño del equipo. Sin embargo, no deberíamos sentirnos atraídos a pensar que el talento general es el mejor predictor porque es el factor más importante. Podría ser el mejor predictor porque todavía no somos buenos para captar los matices de la dinámica colectiva. Los indicios de que este podría ser el caso provienen de estudios como el del erudito en administración Satyam Mukherjee y sus colaboradores, en el que encontraron que el éxito compartido previo puede predecir el desempeño más allá de lo que se esperaría de la composición y el talento del grupo.


Estos resultados aparentemente contradictorios plantean la pregunta: ¿Cómo funciona exactamente un colectivo? ¿Cuándo es más que la suma de sus partes? La creciente disponibilidad de datos sobre la toma de decisiones individuales en las ciencias sociales, junto con la forma en que la ciencia de la complejidad está mejorando nuestra comprensión de la mecánica del desempeño grupal, está cambiando lo que es posible. Algunas de las preguntas que ahora se pueden responder incluyen cómo se sincroniza un equipo, cuándo las contribuciones son sinérgicas en lugar de aditivas, y si es la habilidad de los jugadores o las estrategias que usan lo que es más importante. Sin embargo, antes de llegar a direcciones futuras prometedoras, vale la pena considerar el espacio existente de ideas sobre lo que hace a un buen equipo, así como algunos escenarios que sugieren que se requieren mayores matices.


En su libro The Captain Class (2017), Sam Walker, editor adjunto de empresas en The Wall Street Journal, sostiene que una clave para el desempeño del equipo es el liderazgo, definido no por el carisma sino por la capacidad de resolver conflictos y mejorar la moral entre bastidores. La antropóloga Ruth Benedict propuso la cultura como un factor en el desempeño humano, escribiendo en Patterns of Culture (1934):
Ningún individuo puede llegar ni siquiera al umbral de sus potencialidades sin una cultura en la que participe. Por el contrario, ninguna civilización contiene ningún elemento que, en última instancia, no sea la contribución de un individuo”.

El “éxito” se debe en gran parte a la meticulosa microgestión de cada detalle de reclutamiento, programación, entrenamiento y juego.
El énfasis en el liderazgo, la cultura, el proceso sobre el resultado y la atención al detalle en todas las escalas puede parecer obvio. Sin embargo, estas estrategias para optimizar el rendimiento del equipo parten en gran medida del supuesto común de que la clave para formar un gran equipo es reunir a los mejores jugadores. ¿Qué tiene el desempeño del equipo que hace que sea tan difícil conciliar estas posiciones?

VISIÓN, HABILIDADES ORGANIZATIVAS Y LIDERAZGO INSPIRADOR


Algunos entornos promueven la creatividad y la exploración y, por lo tanto, facilitan los descubrimientos positivos relacionados con el azar.


El rendimiento no está garantizado incluso con las personas más talentosas, un entorno cultural constructivo y una organización rica en recursos y con todos los detalles cubiertos. La suerte juega un papel en el rendimiento, aunque su importancia varía según los dominios.


Los deportes como el hockey, con su disco de movimiento rápido, menos oportunidades de anotar debido en parte a que no tienen reloj de lanzamiento y menos tiempo de hielo para los jugadores hábiles, se rigen por una mayor aleatoriedad que los deportes como el Baloncesto, lo que significa que los resultados en el hockey son más difíciles para comprender, predecir y controlar.


Dado que el papel del azar en el desempeño varía, podríamos preguntarnos si es posible crear circunstancias que favorezcan la “buena suerte”. El sociólogo Robert Merton en la década de 1950 acuñó el término “microambientes sociocognitivos fortuitos” para captar la idea de que algunos entornos parecen promover la creatividad y la exploración, y así facilitar los descubrimientos positivos relacionados con el azar. Merton estaba reconociendo los factores que dan forma a los equipos más allá del talento en bruto.


Los términos propuestos para el desempeño grupal en las ‘ecuaciones de éxito’ esconden una complejidad que, si se puede explotar, ofrece una ventaja significativa. Esta complejidad oculta, ya sea que favorezca las explicaciones que enfatizan a los jugadores individuales, la dinámica del equipo, el entrenamiento o las fuerzas culturales, captura con precisión cómo estos factores influyen en el rendimiento individual y cómo esto, a su vez, se traduce en el éxito del equipo.


La estadística y la mitología pueden parecer los compañeros de cama más improbables”, reflexionó el biólogo evolucionista Stephen Jay Gould en el ensayo “The Streak of Streaks ”(1988) para The New York Review.
En el ámbito de los deportes de equipo, ha habido una explosión de intentos de responder a Gould en los últimos años. En su libro Moneyball (2003), el periodista financiero Michael Lewis relata cómo la analítica deportiva ahora impacta en las decisiones sobre reclutamiento, entrenamiento, tiempo de juego e incluso estrategia en la cancha; un buen ejemplo es el aumento del tiro de tres puntos en el Baloncesto. Sin embargo, muchos jugadores se sienten frustrados por la ‘tiranía de las métricas’, por mencionar el libro de Jerry Z. Muller de 2018 sobre reemplazar el juicio y la intuición humanos con (típicamente) estadísticas simples.

PRINCETON UNIVERSITY PRESS
Cómo la obsesión por cuantificar el desempeño humano amenaza a nuestras escuelas, atención médica, empresas y gobiernos.

El exjugador de baloncesto profesional y comentarista deportivo actual Jalen Rose sugiere en una entrevista con el New Yorker que el énfasis en las métricas simples insulta la inteligencia del jugador. No logra capturar habilidades difíciles de describir que importan, como comprender ‘el flujo del juego’, y pone demasiado énfasis en medidas fáciles de cuantificar como ‘triples dobles’.


Bill Russell, uno de los titanes del Baloncesto que jugó para los Boston Celtics en la década de 1960, se sintió lo suficientemente convencido como para mencionarlo en su carta de retiro en 1969:
Hablemos de estadísticas. Se supone que las estadísticas importantes en el Baloncesto son los puntos anotados, los rebotes y las asistencias. Pero nadie lleva estadísticas sobre otras cosas importantes: las buenas fintas que haces y que ayudan a tu compañero a anotar; el mal pase que obligas al otro equipo a hacer; el buen pase largo que hace que se configure otro pase que configura otro pase que conduce a una anotación; la forma en que reconoces cuando uno de tus compañeros de equipo tiene una mano caliente esa noche y cedes tu propio tiro para que él pueda tomarlo. Todas esas cosas. Esas fueron algunas de las cosas en las que sobresalimos y que no encontrará en las estadísticas”.

El primer paso es medir todo lo que se pueda medir fácilmente”, escribió Daniel Yankelovich en Corporate Priorities: A Continuing Study of the New Demands of Business (1972). “El segundo paso es ignorar lo que no se puede medir fácilmente… El tercer paso es suponer que lo que no se puede medir fácilmente en realidad no es importante… El cuarto paso es decir que lo que no se puede medir fácilmente realmente no existe”.

FORMAS SUTILES

Shane Battier (Miami Heat): Habilidad asombrosa para mejorar el rebote de los compañeros, de llevar el balón al que está en posición de ventaja, de defender para reducir significativamente el porcentaje de tiro del adversario, de mejorar la eficiencia defensiva de los compañeros de equipo.


Estos problemas: la importancia de las interacciones sinérgicas, cómo las estrategias y los atributos individuales se combinan para producir el desempeño del equipo, cómo los individuos se coordinan en el espacio y el tiempo para volverse fascinantes en su conjunto, y qué papel juegan el liderazgo y el entorno organizacional y cultural más amplio para sacar a relucir lo mejor de nosotros, no son sólo preguntas para los analistas de Baloncesto. De hecho, son preguntas clave para todos los sistemas biológicos, ya que todos los sistemas biológicos, ya sean grupos de neuronas o sociedades animales, se componen de partes que interactúan y que colectivamente descubren soluciones a desafíos ambientales o internos. Y la ciencia de la complejidad, repleta de conceptos matizados y métodos rigurosos, ofrece una lente cuantitativa a través de la cual estudiarlos.


Empecemos con las nociones de “sinergia” y “complementariedad”, que se refieren a situaciones en las que el resultado colectivo es mayor de lo esperado al sumar la capacidad individual.
Consideremos el “triángulo ofensivo” de Tex Winter, una estrategia utilizada en el Baloncesto en la que los cinco jugadores en la cancha se espacian dinámicamente de acuerdo con principios geométricos y usan “lectura y ritmo” para abrir la cancha, para pasar. Se le atribuye haber elevado a los Chicago Bulls más allá de las considerables habilidades individuales de Jordan, Pippen y Dennis Rodman, y se cree que sirvió como base para el éxito años más tarde de los Golden State Warriors, dirigidos por el exjugador de los Chicago Bulls Steve Kerr.


El “triángulo ofensivo” es complejo: involucra a varios jugadores, sus relaciones entre ellos, la comprensión del espacio y la intuición, y una pregunta natural sería ¿Cuál de estos aspectos realmente importa? ¿Es la sinergia Jordan-Pippen con algún bono aditivo adicional de Rodman, o su interacción de tres vías es más que la suma de sus partes? ¿No es su interacción en absoluto, sino la estrategia de ataque del triángulo en sí misma, tal vez, como se sugiere a menudo, la forma en que su geometría abre la cancha para los pases, lo que contribuyó al éxito de los Bulls? Del mismo modo, con Shane Battier, ¿está agregando un poco de oportunidad a cada uno de sus compañeros de equipo en la cancha? ¿O su presencia y su conjunto de habilidades difíciles de precisar están cambiando la forma en que sus compañeros de equipo interactúan entre sí de una manera sinérgica?


Los roles de las interacciones sinérgicas y la complementariedad son relevantes más allá del desempeño del equipo para una amplia gama de temas, desde nuestra comprensión de cómo se combinan los medicamentos para tratar enfermedades, hasta cómo funcionan las proteínas y cómo los monos manejan los conflictos en sus sociedades. En consecuencia, diversas medidas estadísticas y teóricas de la información han sido ideadas por científicos de la complejidad para evaluar las diferentes formas en que las contribuciones individuales pueden combinarse para producir resultados colectivos.
Otra idea clave de la ciencia de la complejidad que puede sentar las bases de grandes equipos es la sincronía: la coordinación en el tiempo de partes de un sistema, como células, individuos o nanobots.

FUNDAMENTOS DE “LA MANO CALIENTE” EN BALONCESTO


La evidencia estadística de la “mano caliente” es sólo un punto de partida. ¿Cuáles son las dinámicas neurofisiológicas subyacentes a la “mano caliente” que crean esta sensación de flujo o sincronización a través del sistema de control motor? Aunque todavía no lo sabemos, es muy probable que se trate de una cuestión de sistemas dinámicos sobre cómo las poblaciones o grupos de neuronas llegan a oscilar juntos, similar a cómo las luciérnagas en una noche de verano coordinan sus destellos. Comprender el proceso subyacente no sólo proporcionaría una base mecanicista para la “mano caliente”, sino que también podría permitirnos predecir su inicio y duración, lo que facilitaría su búsqueda en los datos de comportamiento y tal vez incluso lo indujera en un jugador que está rezagado. Muchas preguntas fascinantes se convertirían en un juego científico justo, como la sugerencia de Russell de que los jugadores pueden ver cuándo un compañero de equipo tiene la “mano caliente”. ¿Qué señales podrían usar los compañeros de equipo para hacer esta evaluación? ¿La señal en las ‘estadísticas’ describe un patrón de comportamiento, es decir, el número de canastas seguidas, o es algo visible en la conducta física del jugador?

Jugador de HEREDA SAN PABLO BURGOS: 37 puntos, 8/10 triples y 43 de valoración.


La posibilidad de que los jugadores perciban “manos calientes” sigue siendo controvertida; su existencia no significa que las “manos calientes” sean tan grandes o tan generalizadas como creen los jugadores. Pero la capacidad de los jugadores para discernir cuándo van y vienen las “manos calientes” en los compañeros de equipo sugiere la posibilidad de una “mano caliente” colectiva. Es decir, a través de la sincronización de su comportamiento, todo el equipo podría volverse “fluido” o “caliente”. Esto puede parecer descabellado, pero sucede con regularidad en la naturaleza: las luciérnagas mencionadas anteriormente son un ejemplo. Otros incluyen el coro coordinado de ranas y ritmos circadianos. Entonces, ¿por qué no debería suceder en los deportes? Además, la naturaleza nos ha enseñado que el colectivo puede sincronizarse de diferentes formas. Algunas especies de luciérnagas, por ejemplo, son sincronizadores ráfagas, mientras que otras son ágiles, con diferentes escalas de tiempo que describen el flasheo coordinado y diferentes implicaciones estratégicas. Lo mismo podría ocurrir en la cancha.

Sergio Rodriguez - AX Armani Exchange Milan - EB20
Foto EuroLeague Basketball – Sergio Rodriguez (AX Armani Exchange Milan)


La forma en que los individuos se sincronizan en el tiempo puede tener implicaciones sobre cómo se coordinan en el espacio o “enjambre”. El enjambre se refiere en términos generales al movimiento coordinado de los individuos. ¿Cómo coordinan los compañeros de equipo su movimiento para aumentar la probabilidad de que un compañero de equipo atrape un pase por detrás de la espalda en lugar de perderlo? De forma más general, ¿la coordinación en el espacio interactúa con la sincronización temporal para producir un equipo más eficaz en el que los jugadores anticipan las acciones de los demás porque están “sincronizados”? Algunos jugadores funcionan como armonizadores de enjambres, quizás haciendo que las estrategias espaciales dinámicas ofensivas y defensivas sean más efectivas y tengan un ritmo esencial.


En su novela de ciencia ficción Solaris (1961), Stanisław Lem escribió:
Observamos una fracción del proceso, como escuchar la vibración de una sola cuerda en una orquesta de supergigantes. Sabemos, pero no podemos captar, que arriba y abajo, más allá de los límites de la percepción o la imaginación, están operando miles y millones de transformaciones simultáneas, interconectadas como una partitura musical por un contrapunto matemático. Se ha descrito como una sinfonía en geometría, pero carecemos de oídos para escucharla”.

Zach Leday - AX Armani Exchange Milan - EB20
Foto EuroLeague Basketball – Zach Leday (AX Armani Exchange Milan)


De hecho, podríamos ‘carecer de oídos para escuchar’, pero con la ayuda de herramientas y conceptos rigurosos de la ciencia de la complejidad que se basan en la mecánica estadística, los sistemas dinámicos, la teoría de la información y la informática, es posible impulsar la percepción y encontrar el origen de patrones ocultos en fenómenos colectivos.


Las causas de la “mano caliente”; qué hace que la transgresión del “triángulo ofensivo” funcione; si Pippen, Jordan y Rodman estaban mejor juntos de lo que cabría esperar de su talento individual sumado; la idea de que la armonía y la complementariedad pueden ser tan importantes como el número de triples dobles (o incluso la mera posibilidad de que podamos cuantificar el valor de estas distintas contribuciones): estos son solo algunos de los muchos ejemplos en los que nuestra comprensión del desempeño humano puede beneficiarse de una comprensión más mecanicista del comportamiento colectivo. Al hacerlo armados con esa mejor comprensión, finalmente honraríamos plenamente el conocimiento intrínseco de los jugadores y su increíble habilidad colectiva.

Adaptación y traducción del Ensayo All stars – Is a great team more than the sum of its players? Complexity science reveals the role of strategy, synergy, swarming and more, publicado el 27 Noviembre 2020 en Aeon.

Escrito por:

Cade Massey: Profesor en ejercicio en el Departamento de Operaciones, Información y Decisiones de Wharton School of Business en la Universidad de Pensilvania.

Jessica Flack: Profesora en el Instituto Santa Fe en Nuevo México y directora del Grupo de Computación Colectiva en SFI.


Deja un comentario

De Maestros, Educadores, Enseñanza y Aprendizaje

Vista previa de toda la pantalla
ACB Photo / A. Pacheco

¿Los grandes Entrenadores son mejores observadores que instructores?. La enseñanza es, en cierto modo, un mito. La mayor habilidad se aprende, más de lo que se enseña. Y el gran Entrenador se da cuenta de esto.

El Entrenador presenta al Jugador un contenido-concepto y le permite familiarizarse con él. Lo lleva a la pista de juego y le permite echar un vistazo a su alrededor. Con la voluntad, la autonomía, la espontaneidad y la confianza adecuadas, el Jugador practica sobre el terreno, visitando los espacios y su distribución. Su cerebro desarrolla una idea de los límites, de las zonas y cómo moverse dentro junto a los compañeros y contra los rivales. Con el tiempo, el Jugador aprende a desenvolverse dentro y jugar inspirado, tranquilo.

Esta es la forma en que se desarrolla la habilidad.

Vista previa de toda la pantalla
ACB Photo / A. Pacheco

La gran mayoría de la instrucción que prevalece consiste en llevar al Jugador de la mano. Tirar de él, llevarlo a todas partes y definir sus características. Mostrándole cómo caminar, demostrándole la longitud de la zancada y la velocidad de los recorridos. Se instruye al Jugador para que replique “modelos”.

Existe un gran problema con esta orientación. La atención del Jugador debe estar en la información y, sobre todo, en el significado de esa información. Su enfoque estará en la forma y en su lugar dentro del movimiento.

El gran Entrenador no busca el momento perfecto para enseñar, sino el momento perfecto para retirarse. De vez en cuando reaparecerá, no sólo para instruir, sino para mejorar la comprensión del Jugador. Porque su impulso-avance, o la falta de él, no depende tanto de su dominio del movimiento, sino del dominio de su comprensión del concepto detrás del movimiento. A medida que se refina la comprensión del Jugador, su movimiento mejora y evoluciona.

El Entrenador es, por tanto, una tercera rueda, por así decirlo. Debe facilitar información, pero no demasiada. Y no ser un obstáculo entre el Jugador y los contenidos-conceptos.

Una vez que el Jugador se apropie de algo, lo dominará. Al hacerlo suyo, trasciende la instrucción. Su habilidad se convierte en una parte inseparable de él.

El aprendizaje comienza cuando la enseñanza se detiene. ¿Nos damos cuenta de esto?

“La enseñanza es más que impartir conocimiento, es inspirar el cambio. El aprendizaje es más que absorber hechos, es adquirir entendimiento”. William Arthur Ward.

“El trabajo del educador es enseñar a los estudiantes a ver la vitalidad en ellos mismos”. Joseph Campbell.

“No hemos enseñado hasta que han aprendido”. John Wooden.


Deja un comentario

Acciones de algunas Series de Princeton Offense

2 vídeos de Quinn McDowell con acciones derivadas de las Series que componen PRINCETON OFFENSE

Muchas razones y virtudes nos ayudan a comprender la riqueza de Princeton Offense. El uso del tiempo, el empleo del espacio, la química y la camaradería que promueve. Genera ángulos, backcuts, tiros abiertos y capacidad de ayudar a los jugadores atléticos a obtener ventajas.

1º/ Una de las características principales de Princeton Offense es el empleo del espacio que ayuda a anotar con puerta atrás.

Aquí están 8 acciones rápidas del ataque Princeton:

  • Chin Overload – Backcut.
  • Rod 1 Away – Backcut.
  • REEL – Backcut.
  • 5 – out – Backcut.
  • 5 – out – Give and go.
  • 5 – out Opposite – Backcut.
  • Rod 2 Away – Backcut.
  • Rod 2 – Backcut.
  • Rod 1 – Wrap Cut.

2º/ Princeton Offense: Tight Curls (Point Series).


Deja un comentario

CARÁCTER: Cultivar las fortalezas de corazón, mente y voluntad

Todos sabemos que el esfuerzo importa, lo revelador es lo mucho que importa. Existe un rasgo del carácter llamado valor, definido como pasión y perseverancia por las metas a medio y a largo plazo. En todos los dominios, aquellos que obtienen logros y lo hacen mejor, no sólo son inteligentes, son los más valientes.

La determinación se compone de 4 activos psicológicos clave: interés, práctica, propósito y confianza. La mayoría de nosotros podemos comprender rápidamente la importancia del empeño y de la constancia para el éxito. Pero eso es sólo la mitad de la ecuación. La otra mitad es un interés firme y pasión por una búsqueda singular.

Las personas valientes se despiertan pensando en las mismas preguntas con las que se van a la cama. Los intereses se desarrollan y profundizan con el tiempo a través del compromiso continuo con una búsqueda. Las personas valientes también tienen perspectiva. Son optimistas sobre el futuro y su capacidad para mejorar y generar cambios.

El concepto de armonía de Equipo es una línea muy fina de dominar, y aún más raro cuando se predica tan íntimamente y se desglosa meticulosamente. Confiar en la preparación, confiar en los instintos. Tener en cuenta la relación entre Jugadores-as, cómo se conectan, comprender por lo que están pasando. Invertir tiempo y energía en enfocar esas relaciones.

Los pasos adelante, el crecimiento de cada Jugador-a dentro del programa y del Equipo cada semana, de un mes a otro promoverán el desarrollo y la mejora a lo largo de la temporada. Respeto total por los estándares y los pasos fundamentales: cómo queremos jugar y quiénes queremos llegar a ser.

Una de las grandes “crueldades” y grandes glorias del trabajo en Baloncesto es la salvaje discrepancia en las líneas de tiempo entre la visión y la ejecución. Cuando imaginamos un proyecto-programa, invariablemente subestimamos la cantidad de tiempo y de esfuerzo necesarios para hacerlo realidad. Más que un error cognitivo, tal vez sea el mecanismo supremo de afrontamiento de la mente: si pudiéramos ver claramente el trabajo que nos espera al comienzo de cualquier temporada, podríamos estar demasiado desalentados para comenzar, demasiado remisos a jugar entre lo trascendente y lo heroico. Ingenuos, demasiado paralizados a veces para caminar por la larga y tenue cuerda floja de la esperanza y el miedo por la que se llega a cualquier destino que valga la pena.

CB Perfumerías AVENIDA (Salamanca – ESPAÑA)

La defensa lleva tiempo. Es mucha disciplina, regla, norma, ciencia…y la ciencia lleva tiempo.

El ataque es talento, inspiración, destreza, habilidad, oficio, maestría. Se puede armar.

Fotografías de FIBA EuroLeague Women. Semifinal de F4 entre CB Perfumerías Avenida y Sopron Basket (Viernes, 16 Abril 2021).


Deja un comentario

Brent Tipton 2 Side Transition: Organically and Conceptually Triggering Dominoes

Clínic del Entrenador Brent Tipton que hizo con System Basketball hace un par de semanas ya está disponible para que la veas. Esta fue la tercera vez que el entrenador Tipton ha venido y compartido sobre la Transición de 2 lados alargando-estirando el campo y ocupando espacios. Si te gusta jugar uptempo y quieres aprender más sobre este estilo de juego echa un vistazo a todos los Clínics del entrenador Tipton en el System Basketball Youtube Channel.

  • Botar avanzando antes que la defensa esté colocada y te pare. Reglas de espacio.
  • Jugar en la pintura.
  • Punch and Spray.
  • Drive and Kick.
  • Leer e interpretar las ayudas de los defensores.
  • Crear 2 closeouts independientes.
  • Esprintar y abrazar la media pista ofensiva en los primeros 6-8 segundos. Después de cruzar media pista, ritmo lento y demora para llenar 45º.
  • Decisión en la recepción para tirar, botar, move, pase extra…Encontrar a un tirador.
  • Activación de los 2 lados.
  • Desencadenar orgánicamente reacciones en la defensa con dos cortes laterales o “paint to great”. Ver espacio, crear espacio, ocupar espacio.
  • ¿Cuándo usar el concepto “desencadenar – disparar”?
  • “Ghost Cut”: remueve ayudas defensivas y abre espacio para JCB (Punch it).


Deja un comentario

Baylor Bears – Double Cross Pin Stagger

Baylor Bears – Double Cross Pin Stagger ATO

La acción incluye diferentes tipos de soluciones: una primera opción para el poste, un tiro de 3 puntos desde arriba después del Pin Down, o una solución de juego de 2c2 después del pick’n roll lateral de exterior a exterior y luego el tiro después de stagger.

En la llegada al ataque (antes de formarse caja – box), 1 pasa a 4 abierto, finta cortar sobre BI de 5 en el codo derecho de la zona (5 cortará después en diagonal al poste bajo izquierdo), pero vuelve para recibir pase de 3 (3 recibió en mano a mano de 4).

Juego de baloncesto - Baylor Bears - Double Cross Pin Stagger ATO
Diagrama 1

Pantalla cruzada (cross screen) en el semicírculo de 4 para 2. 1 pasa el balón a 2. Al mismo tiempo, pantalla cruzada de 3 para 5 en poste bajo.

Basketball Play - Baylor Bears - Double Cross Pin Stagger ATO
Diagrama 2

Bloqueo directo de 1 a 2 en el ala derecho. Pin down 4 – 3.

Basketball Play - Baylor Bears - Double Cross Pin Stagger ATO
Diagrama 3

Baseline Stagger

1 sale liberado de stagger, recibe jugando y poniendo balón en el suelo, inicia penetración y pasa perfectamente en salto desde el centro de la zona a 3, que se recoloca para recibir con ventaja y anotar triple.

Traducción y adaptación del artículo publicado por Roberto Fois el 19 Marzo 2021 en FastModel Sports


Deja un comentario

Práctica mixta: Entrelazado

ENTRELAZADO-INTERCALADO: CÓMO LA PRÁCTICA MIXTA PUEDE IMPULSAR EL APRENDIZAJE

Es una técnica que consiste en mezclar diferentes temas, contenidos o formas de práctica para facilitar el aprendizaje. La práctica mixta o práctica variada se contrasta con la práctica bloqueada (específica) que implica centrarse en un solo tema o forma de práctica a la vez.

Se emplea en Minibasket y en Baloncesto para facilitar la adquisición de importantes habilidades motoras. Por ejemplo, TIRO de manera más efectiva, alentando a practicar desde diferentes distancias y desde diferentes direcciones de manera alterna, en lugar de lanzar el balón en las mismas condiciones exactas muchas veces en una fila.

  • Asegurarse de tener los fundamentos antes de tirar desde largas distancias.
  • Tienes que ser un buen tirador de cerca para ser un buen tirador de triples.
  • Codo alineado, ojos en el aro, hombros cuadrados, rodillas abiertas y flexionadas, “finger on nozzle”.
  • Reunir el impulso necesario, desarrollar un ritmo, saltar al tirar (+ fuerza, + potencia), lanzar el balón hacia arriba.
  • Momentum y salto al tirar.
  • Soltar el balón en el punto más alto.
  • Centrarse en los fundamentos, en los detalles.
  • Si no puedes usar los fundamentos adecuados, entonces no estás listo para tirar.
Vista previa de toda la pantalla
acb Photo / Albert Martín

Los beneficios son variados, como una mejor retención de la nueva información, una adquisición más rápida de nuevas habilidades y un mejor dominio de las capacidades existentes, fenómeno que se conoce como efecto de entrelazado.

También contribuye a mejorar la capacidad para concentrarse e identificar errores, así como una mejor capacidad para establecer metas.

Esencialmente, mezclar material aumenta la interferencia contextual durante el desempeño de una tarea, lo que promueve el uso de estrategias de aprendizaje efectivas por parte de los Jugadores. Mejor retención de información y transferencia de información y habilidades de manera efectiva entre contextos y dominios.

Otro mecanismo notable al que se atribuye el entrelazado es el contraste discriminativo. Ayuda a los Jugadores a notar las similitudes y diferencias entre los diferentes conceptos y contenidos que están aprendiendo, lo que mejora sus impresiones, pensamientos y concepciones.

Empuja a los Jugadores a descubrir activamente qué estrategias, técnicas e información necesitan para resolver los problemas que encuentran.

INTERFERENCIA CONTEXTUAL > Emplear estrategias de aprendizaje.

CONTRASTE ENTRE CONCEPTOS > Identificar similitudes y diferencias.

¿CÓMO UTILIZAR EL ENTRELAZADO?

Debemos decidir qué material – contenidos intercalar y cómo intercalarlo, teniendo en cuenta las habilidades y preferencias de los Jugadores.

¿Con qué frecuencia intercalar? 1 2 3 o 1 1 1 2 2 2 3 3 3

¿En qué patrón intercalar? Intercalación de modo aleatorio o sistemático (en qué modo intercalar el material).

El entrelazado a menudo puede ser difícil y frustrante, especialmente al principio, y puede parecer menos efectivo que la práctica bloqueada, incluso en los casos en los que es realmente beneficioso. Tener esto en cuenta nos ayudará a establecer expectativas adecuadas para las reacciones de los Jugadores, decidir cuándo y cómo intercalar contenidos y aumentar la motivación para seguir con el intercalado.

Alternativamente, puede haber casos en los que la combinación de práctica bloqueada y entrelazada conduce al mejor resultado, por lo que no debemos asumir que sólo se debe usar una forma de aprendizaje u otra.