BALONCESTO EDUCATIVO

JUEGO, FORMACION, DEPORTE, COMPETICION, CIENCIA, ARTE, EXPRESION, COMUNICACION, DIVERSION, APRENDIZAJE, AMISTAD

Neurociencia y Neurodidáctica

Deja un comentario

¿Qué dispositivos permiten al cerebro aprender de modo significativo, tal y como la Neurociencia ha venido comprobando? ¿Qué conceptos nos sirven de base en el proceso de enseñanza-aprendizaje y presentamos para abordarlos en la pista de juego?

¿Cómo comunicar la información y los contenidos a trabajar en la sesiones? ¿Cuál es la relevancia en la organización de los espacios, de los materiales, de los Alumnos – Jugadores? ¿Cómo gestionar el trabajo mecánico y repetitivo con el competencial – razonado – contextualizado?

Cada Entrenador y cada padre, sin dejar de mencionar a la mayoría de los atletas jóvenes, han escuchado la frase vaga pero obvia, “la práctica hace perfecto.” Bases y escoltas queriendo completar pases más que lanzar… Ascenso de jugadores de Baloncesto que necesitan aumentar su porcentaje de tiro, y que deben lanzar cientos de tiros. En la mayoría de los casos, repitiendo una y otra vez una habilidad motora en condiciones y ambientes ligeramente diferentes mejorará la tasa de éxito.

Pero, ¿cuál es la práctica que ayuda a nuestro cerebro a entender la específica tarea mientras también se produce una generalización suficiente para transferir la habilidad a diferentes escenarios?  El ensayo y error de la práctica enseña a nuestro cerebro a realizar las habilidades deportivas complejas.

En el centro de cualquier movimiento especializado está el cerebelo, la estructura en la base posterior del cerebro, que se comunica con la entrada viniendo de nuestros brazos, piernas y nuestros sentidos a través del sistema nervioso central. Hasta que no se inicia el movimiento, es el centro de control que gestiona los ajustes leves constantes entre lo que los músculos y lo que los sentidos están recibiendo – percibiendo para que todo funcione bien.

Kathleen Cullen, profesora de Fisiología en McGill University (Montréal, Québec, CANADÁ) se propuso definir mejor la comunicación a nivel de neuronas individuales en el cerebelo para entender por qué deportistas expertos realizan movimientos difíciles y mucho mejor que los novatos.

Una gimnasta que realiza un backflip en barra de equilibrio, posee la capacidad de calcular con precisión el desajuste entre dónde espera llegar y dónde se encuentra realmente.

En la realización de nuevas tareas motoras, la actividad de las neuronas específicas del cerebelo estima primero la regeneración que debe obtener la entrada sensorial en la que se basa un movimiento, luego evalúa la regeneración real que recibe.

Así, por ejemplo, un Jugador de Baloncesto que lanza tiros libres, primero espera que el balón entre y después permite ir dentro al balón basándose en sus movimientos. Sin embargo, la informaición visual al instante le permite saber donde el balón termina, la cesta o en distancia, para que su cerebro puede calcular la diferencia entre los resultados esperados y reales.

“Hemos sabido durante algún tiempo que el cerebelo es la parte del cerebro que toma la información sensorial que luego nos permite movernos o reaccionar en forma adecuada”, dijo la Dra. Cullen. “Lo que no sabíamos hasta ahora es qué neuronas en nuestro cerebro administran dinámicamente la pista de la diferencia entre lo que el cerebro espera disfrutar de los sentidos y la información que está recibiendo realmente durante el aprendizaje motor. Nuestra investigación muestra que calcula la diferencia (es decir, la señal de “error de predicción sensorial”), y se utiliza para cambiar rápidamente los patrones y conexiones entre neuronas para aprender nuevas habilidades motrices”.

Con esta información, el cerebelo del Jugador puede luego realizar pequeños ajustes entre su red de neuronas para que el próximo intento de tiro sea más exitoso. Repite este proceso una y otra vez, como en la práctica y finalmente encuentra la combinación exacta de movimientos musculares que dará lugar a la meta final, un tiro bien hecho.

Con esto en mente, y variando la práctica apenas un poco, ayudaremos al cerebro a aprender los pequeños ajustes que necesita para hacer tiros  en las canchas con diferentes iluminaciones, sonidos y canastas, con la presencia del defensor en situaciones diversas.

img-20170109-wa0002

Pre Infantil  CB Erroibide  –  (Foto de Enrique López Sanz)

 

He elaborado 3 documentos con mis apuntes del MOOC Neurodidáctica (Telefónica  EDUCACIÓN DIGITAL):

NEURODIDÁCTICA

MOTIVACIÓN

MOTIVACIÓN Y APRENDIZAJE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s