BALONCESTO EDUCATIVO

JUEGO, FORMACION, DEPORTE, COMPETICION, CIENCIA, ARTE, EXPRESION, COMUNICACION, DIVERSION, APRENDIZAJE, AMISTAD

Construir una Cultura de Equipo más fuerte

Deja un comentario

J01 MUR-RON Javier Bernal (7) CABEZAS ADIAZ

Carlos Cabezas (UCAM Murcia) y Alberto Díaz (UNICAJA Málaga)   –   ACB Photo Javier Bernal

Cada entrenador que nos encontramos quiere hacer una diferencia en las vidas de los demás. Pero no todos los entrenadores maximizan esa oportunidad.

Cada entrenador que nos encontramos toma tiempo para definir el equipo y, tal vez, las metas personales. Pero no todos los entrenadores invierten tiempo en la definición de su propio propósito.

Hay una gran diferencia entre los objetivos y el propósito.

Objetivos: de menor duración; centrados en el “qué”; tareas orientadas, medibles.

Propósito: se extiende a plazo más largo; centrado en el “por qué”; relación de impulsos; en gran medida inconmensurable.

En el largo camino de la vida, las metas son las señales y el fin es la propia carretera. A medida que avanzas a través de tu carrera, vas a lograr metas. Pero si tu identidad está ligada únicamente a los objetivos de rendimiento, deberás siempre estar mirando hacia atrás para encontrar la validación.

Es por eso que algunos atletas profesionales salen de su retiro y por qué los entrenadores a menudo se sienten perdidos al final de sus carreras, porque no saben su propósito, aparte de la consecución de los objetivos de rendimiento.

Pero sabiendo que el propósito (su propósito) sostiene al entrenador y al jugador durante todo el viaje, vas a lograr muchos objetivos a lo largo del camino, pero la validación va a venir de tu propósito subyacente, no de los propios objetivos.

Es importante tomar tiempo para explorar y entender nuestro propósito como entrenador, jugador o líder:

  • Requiere ralentizar nuestro ritmo y crear espacio en el cerebro, de modo que se pueda imaginar.
  • Significa hacerse algunas preguntas difíciles, y a veces incómodas.

¿Por qué esto es crucial? Si usted es un entrenador, su cultura de equipo comienza con usted mismo. Es su reflejo. Y cuanto más claridad se tenga acerca de quién eres y por qué eres entrenador, más clara podrá ser el tipo de cultura que tratas de crear.

¿Sabemos por qué entrenamos? ¿Enseñamos habilidades para la vida? ¿Qué experiencias proporcionamos a jugadores-as? La responsabilidad, la disciplina,…y toda una lista de lecciones, no se enseñan, se aprenden. Se aprenden con el ejemplo.

Si somos ultra claros en nuestros propósitos y los alimentamos cumpliendo con satisfacción, tendremos las herramientas que necesitamos para enseñar.

Si usted es serio sobre la creación de una cultura en la que su persona y los jugadores prosperan, dedique tiempo para escribir respuestas a estas preguntas. Si se les ha contestado antes, revise sus respuestas y evalúe su temporada actual para ver si siguen siendo válidas.

  • ¿Por qué soy entrenador?
  • ¿Por qué  entreno de la manera que lo hago?
  • ¿Qué se siente al ser entrenado por mí?
  • ¿Qué quiero lograr con mi manera de entrenar?

De estas preguntas surgirán algunos conceptos y palabras que le ayudarán a estar más cerca de la articulación de su propósito, uno de los pasos más importantes en la creación de la mejor cultura para su equipo.

Resumen traducido del artículo publicado por Stephanie Zonars el 11 Enero 2016 en su Blog  Life Beyond Sport

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s