BALONCESTO EDUCATIVO

JUEGO, FORMACION, DEPORTE, COMPETICION, CIENCIA, ARTE, EXPRESION, COMUNICACION, DIVERSION, APRENDIZAJE, AMISTAD

MINIBASKET Y BALONCESTO: Coordinación de Movimientos y Aprendizaje Motor

Deja un comentario

idoia_5

En el texto “Motor coordination in sport and exercice” (Fidal – Centro Studi e Ricerche, 2.000) W. Starosta escibe…”Hablando de coordinación motora, dos nociones son utilizadas en la teoría y en la metodología de la educación motora, física y deportiva: la coordinación de los movimientos y la capacidad coordinativa que a menudo vienen mencionadas y se usan sin distinción o como sinónimos por cuanto se considera que sirven para describir un mismo fenómeno”…

CAPACIDAD COORDINATIVA: Características innatas, en cuanto a potencialidad genética del individuo.

COORDINACIÓN DE MOVIMIENTOS: Indica las modalidades externas, exteriores, visibles y apreciables de su expresión y al mismo tiempo el complejo proceso de coordinación entre el sistema nervioso central (SNC) y periférico y el complejo sistema motor-ejecutor.

La capacidad coordinativa se expresa a través de la coordinación de los movimientos; y no es un juego de palabras sino una relación de causa – efecto o feedback.

La coordinación de los movimientos tiene que ver con los factores genéticos y del desarrollo (dimensión funcional), pero al mismo tiempo está sujeta a modificaciones significativas, siendo el producto de la interacción con los estímulos exteriores (dimensión del aprendizaje). Plano ejecutivo de los movimientos y de su “mayor o menor eficacia coordinativa” que observamos y apreciamos. Cuidar juegos, ejercicios, actividades, tareas y situaciones que Monitores y Entrenadores realizamos con los Jugadores.

Algunas de las mejores informaciones en la materia y de las fuentes más acreditadas y compartidas son las que proporciona N. A. Bernstein en “Neurofisilogía del movimiento” cuando afirma que: “El manifestarse el problema motor a afrontar y su representación mental, constituye el factor y el hecho determinante tanto para la programación como para efectuar los movimientos necesarios para resolverlo, que cambian de individuo a individuo, y según la edad, las expresiones motoras y las condiciones externas”.

Otro aspecto que debemos considerar es el grado de libertad del sistema motor cogiendo el término de la ciencia biomecánica.

El elevado número de “grados de libertad del sistema motor complica notablemente la expresión coordinativa de los movimientos en términos de economía y eficacia“. Es cierto que la coordinación de los movimientos necesita, por su misma naturaleza, de control y de inhibición sobre todo de los “grados redundantes de libertad “; de aquí la definición en síntesis extrema según la cual “la coordinación de los movimientos es de hecho la organización del control del aparato motor”. Para comprender correctamente los movimientos en la dimensión de su aprendizaje y en la dimensión de su expresión y realización, deben ser analizados bajo el perfil de la eficacia del resultado y bajo el perfil de la coordinación.

Esto no quiere decir sin embargo que a la expresión de los movimientos, a la coordinación motora, no contribuyan otros factores, tales como los energéticos, ligamentosos y articulares; de hecho, existen necesariamente condiciones externas y condiciones internas que constituyen los presupuestos para el desarrollo de las capacidades motoras en general y para el aprendizaje de las habilidades motoras y deportivas en particular. Por no hablar también de las dimensiones motivacional y cognitiva.

En esta ocasión prescindimos de las características genéticas de las capacidades coordinativas, para evidenciar los aspectos propiamente motores, aunque es evidente que van a ser atentamente consideradas en proyectos generales de educación motora y de preparación a la práctica deportiva, tanto más si nos referimos al “deporte – juego” y, en nuestro caso al Easybasket y al Minibasket.

Modelos de aproximación al desarrollo de la coordinación motora

El aprendizaje, el control y el perfeccionamiento de los movimientos, de los esquemas de acción, de las habilidades deportivas y por lo tanto también de los fundamentos en nuestro caso, independientemente del tipo de actividad elegida, de la edad, y del nivel de maduración inicial, se articulan en fases sucesivas de desarrollo, relacionadas entre si según el grado de coordinación logrado del Jugador en la ejecución de las “habilidades motoras deportivas” y de su eficacia.

Podemos localizar 3 fases de ejecución de los movimientos que corresponden a 3 niveles de coordinación observables y concuerdan con otras tantas capacidades coordinativas generales, indicadas como capacidades de aprendizaje, de control y de adaptación y transformación de los movimientos.

1 – En el primer nivel, el de la capacidad de aprendizaje motor, los movimientos aprendidos son ejecutados en forma de coordinación inacabada, grosera, áspera, tosca, cuando los Alumnos – Jugadores tienen que aprender muchos contenidos y cuando son de temprana edad o no practicantes (principiantes), no son capaces de gobernar los grados de libertad excesivos del sistema motor a menudo caracterizados por errores e imprecisiones.

2 – En el segundo nivel, el de la capacidad de control motor, los movimientos aprendidos y repetidos son ejecutados de manera precisa y controlada en forma de coordinación fina a través de un notable y mayor control de los “grados de libertad” como los que se ejercitan en la coordinación en presencia de variaciones, por ejemplo, de las condiciones de equilibrio.

3 – El tercer nivel, el de la capacidad de adaptación y de transformación motora, se caracteriza por la disponibilidad de los movimientos aprendidos incluso en condiciones de variabilidad de las situaciones sean externas o internas en cuanto que el Alumno – Jugador está en condiciones de “gobernar” y explotar en su propia ventaja los grados de libertad que el sistema motor en su totalidad ofrece.

CAPACIDADES COORDINATIVAS

  • CAPACIDAD DE APRENDIZAJE
  • CAPACIDAD DE CONTROL > Puede predominar una característica de la ejecución: precisión, constancia,…
  • CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN
  • CAPACIDAD DE TRANSFORMACIÓN
  • CAPACIDAD DE DISPONIBILIDAD VARIABLE

3 FASES TEMPORALES, EDUCATIVAS Y DIDÁCTICAS

1ª/  Aprender un movimiento y ejecutarlo de forma inacabada, tosca.

2ª/  Capacidad de control en el curso de la ejecución.

3ª/  Saber adaptar y utilizar el movimiento en diversas maneras, ocasiones y condiciones externas.

Todo se lleva a cabo a través de la práctica, de la repetición en condiciones de variabilidad, del entrenamiento.

Cada fase no se configura como rígida y definida, con líneas de demarcación netas entre un estadio y el otro. Cada etapa puede variar de niño a niño, de jugador a jugador, y depende en buena parte, incluso del repertorio inicial de cada uno, es decir del tipo (cantidad, calidad, variedad) de actividades motoras que el ambiente ha  estado en condiciones de estimular y de enseñar desde la infancia y que cada uno ha aprendido y practicado.

Traducción del artículo publicado en Basket Coach por el Prof. Fabrizio M. Pellegrini.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s